Clases de Biodanza en Las Rozas

Clases de Biodanza en Las Rozas

ACTIVIDADES GRUPALES

BIODANZA OTRA MIRADA

Ser tú en cualquier circunstancia, descubrirte, amarte, compartirte

Es un método terapéutico que trabaja con el movimiento, con el contacto, con la mirada, con la danza, y desde el potencial del ser humano, su parte sana. La Biodanza enfoca su trabajo en la vivencia de experiencias que se dan durante la sesión y con el grupo, que actúa como continente de esas experiencias sentidas a través de la música. Su fin es la Integración del ser humano (unión de sus partes olvidadas) y despertar la función de conexión con la vida a través de un proceso de maduración interior, de una actitud consciente y viva desde donde se inicia de nuevo el contacto con lo primordial…

Invita a hacer un recorrido por todas las líneas de experiencia del ser humano (vitalidad, sexualidad, afectividad, creatividad y trascendencia), proporcionando oportunidades con sus propuestas de ejercicios para experimentarse en todas ellas y liberar así memorias pasadas de la historia personal o creando nuevos registros de vivencias…para dar espacio a un ser humano renovado, más amoroso, armónico y libre. La Biodanza es un sistema de integración humana, de renovación orgánica, de reeducación afectiva y de reconexión con las funciones originarias de la vida.

¿Qué significa Otra Mirada?
Los términos “Otra Mirada” corresponden a la nueva corriente de la biodanza inducida por Vítor Lemelle, discípulo directo de Rolando. Se trabaja especieicamente con las 15 categorías del movimiento, que, son cualidades del mismo manifestadas a partir de una determinada música, ejercicio o consigna y que conectan con todo tu potencial en cada danza.

A través de la liberación del movimiento se posibilita la liberación existencial, por eso es fundamental su análisis, donde existe una relación directa existencial con la forma de expresarse en la vida.

“Oh día, levántate… los átomos danzan, las almas, arrebatadas de éxtasis, danzan, la bóveda celeste, a causa de ese Ser, la danza: Te diré al oído hacia donde conduce su danza: Todos los átomos que hay en el aire y en el desierto -compréndelo bien- están enamorados como nosotros y cada uno de ellos, feliz o desdichado, se encuentra deslumbrado por el sol del alma incondicionada.” Rumi

Terapia de Grupo

 

Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras a través de la música, la voz, el movimiento y situaciones de encuentro de grupo.

Los ejercicios de Biodanza se realizan siempre en grupo, son guiados por un facilitador, y particularmente eficaces para resolver los conflictos de cada persona consigo mismo y con los otros o su entorno. Los conflictos se manifiestan no solo como neurosis, sino sobre todo como una disociación psicomotora: movimientos del cuerpo y posturas rígidas, incapacidad de percibirse a si mismo como una unidad integrada, pero sí como partes aisladas.

Una clase de Biodanza está planificada siguiendo unas pautas determinadas. La actuación del sistema nervioso central, dibuja una curva descendente, en forma de campana invertida, donde el sistema nervioso simpático y parasimpático se alternan en su intervención.

Es necesario, para obtener los efectos orgánicos deseados, seguir las pautas que la música, el momento del ejercicio y el ejercicio en sí, nos ofrecen…donde la entrega es el máximo exponente de la vivencia del presente, aquí y ahora, donde la mente consciente controladora no actúa (no se permite hablar), solo acompaña en el baile, donde la espontaneidad y la gracia del movimiento viene dada por dicha entrega al momento y a la experiencia que se está viviendo…

Sonia Alonso

Sonia Alonso Fundadora de Espacio Esencial

Entregada al Plan Evolutivo de Conciencia y al presente salto de ascensión de la humanidad, habita este amado planeta Tierra, recordando su origen y disfrutando de esta experiencia, viviendo esta vida en plenitud y autorealización y aceptando la muerte física como un paso de transformación hacia la Esencia Espiritual que es y de donde viene.

Inquieta investigadora de la conciencia desde muy pequeña, gracias a sus propias heridas, investiga el origen del sufrimiento de forma autodidacta. Su conocimiento del funcionamiento del cuerpo, las emociones, la mente y la esencia espiritual viene de su impecable recorrido interior de autoindagación. Consigue relacionar y transmitir desde una certeza basada en su propia experiencia, intuición y conocimientos resonantes, lo que actualmente le permite integrar con transparencia y honestidad: “Todos somos creadores de nuestra realidad (consciente e inconsciente) y estamos aquí para hacernos responsables de esa creación y reconocer nuestro origen común de Conciencia a través del desarrollo de nuestra capacidad de Amar.”

PROYECTO MINOTAURO CON BIODANZA OTRA MIRADA

¿Cómo eliges vivir, desde el miedo, o desde el amor?

El Proyecto Minotauro es un taller de fin de semana donde se trabaja con uno de tus miedos primordiales a través de un desafío, con el movimiento, la música, el grupo y la biodanza como marco de referencia. Juntos buscaremos cambiar tu relación con ese miedo vital, viviendo parte del laberinto propio, abriéndote al bloqueo para que encuentres otra posibilidad de moverte que sea más amable contigo, expandas tus fronteras de dentro afuera y goces así de mayor libertad.

El Laberinto es una creación de la mente humana que está sostenido por nuestros miedos, creando barreras que nos dificultan el caminar por la vida libres. Los miedos psico-emocionales están relacionados con experiencias pasadas dolorosas o creaciones mentales. Nuestra sensibilidad, desde muy pequeños, ha sido abordada por multitud de vivencias traumáticas, aunque no seamos conscientes, que han marcado nuestra forma actual de ver la vida, nuestro comportamiento, incluso nuestras elecciones diarias. Esto ha provocado que nos sintamos limitados y aburridos en nuestro espacio de confort, aunque seguros al mismo tiempo. La seguridad no está directamente relacionada con la plenitud de vida, con la felicidad, solo nos crea un entorno “más o menos controlado de supervivencia”.

Trabajar con estos miedos implica un deseo e impulso de ruptura de esas estructuras internas limitantes y condicionadas y nos dirige hacia la exploración de una mayor libertad de vida, de expansión y apertura, en la que caminar por terrenos desconocidos a priori pero que nos dan la posibilidad de encontrar nuestra esencia verdadera, de realizarnos como seres humanos, al permitirnos descubrir partes de nosotros mismos y potenciales maravillosos antes ocultos.

Un laberinto siempre tiene una salida, solo hay que estar dispuest@ a encontrarla, teniendo paciencia, valentía y deseo de ser auténtic@s.

  • Cambiar la relación de ti mismo con tu propio miedo viviendo parte del laberinto propio, es decir, enfrentarte a tu Minotauro, obteniendo el tesoro que el instinto y la sombra te ofrece.
  • Vivir otras opciones, grabar en el sistema nervioso otros registros, ante las situaciones que más temes, permanecer disponibles y vulnerables a lo que surja, permitir el temblor…expresando lo que sientes a través del movimiento y la música, lo que hay en tu interior, libre de juicios en un espacio de respeto y presencia, siendo acogid@ por la guía del facilitador, el amor y el abrazo del grupo.

 

-Se realiza una entrevista personal para conocer tu historia personal y pueda elaborar así un desafío único y personalizado para facilitarte esa nueva mirada a la vida.

-Se rellena un cuestionario de miedos.

-Los resultados se tabulan y se elige un desafío personalizado para esa persona en concreto.

-Luego se van sucediendo las propuestas uno a uno en el grupo, siendo acompañados amorosamente y sin juicios en la vivencia del reto.

Fue una experiencia inolvidable. Intenso, profundo y de mucha toma de conciencia. Me he sentido muy acompañada por la facilitadora Sonia Alonso. Ha estado con una gran presencia, escucha y mucha entrega acompañando todos los desafíos. Hubo un ambiente de gran calidez y calidad humana por parte de todo el grupo. Espero poder repetir! Un auténtico placer .

Mané (Portugal)

 

proyecto minotauro

PROYECTO BIODANZA Y LOS 4 ELEMENTOS

Con arte, paciencia y mucho amor tomaremos de él lo menos conocido para integrarlo de nuevo en tu vida.

Tierra, agua, fuego y aire, elementos presentes en la naturaleza y en todos los seres vivos…Ellos nos forman y nosotros formamos parte de ellos y sus cualidades. Cada uno puede crear y puede destruir cuando se manifiesta en exceso…al igual que en nuestro movimiento.

En el movimiento también se hallan los 4 elementos. Ya sea por tu historia o por factores ambientales, muchas veces vives más las características de unos elementos, de forma inconsciente, y dejas inconscientemente de expresar otros.

Unas veces la falta de tierra y el exceso de aire te hace estar demasiado en ideas mentales sin concretar nada; otras veces, la rigidez te limita por falta de agua; otras veces en el movimiento no hay pasión, ni creatividad, ni espontaneidad por falta de fuego, o, si éste existe en exceso, hay agotamiento y demasiada impulsividad.

En definitiva, si vivimos poco la tierra, nos costará concretar en lo cotidiano, si nos falta agua, nuestra capacidad de adaptación a nuevas situaciones se quedará comprometida, si no se expresa el fuego, nos dificultará la vivencia de pasión necesaria para realizar nuestros sueños, si no tenemos aire, no podemos soñar e ir más allá de nuestros límites.

Por eso es tan importante que estén presentes en la medida justa en cada momento y así hallar ese equilibrio que necesitas para sentirte co-creador@ de tu vida y ser consciente de cómo actúa cada elemento en lo cotidiano.

  • Este taller permitirá que cada uno trabaje el elemento y el matiz que menos presente esté en su vida.
  • Hacer consciente en el movimiento de lo que falta e incorporarlo al mismo, así como su resonancia existencial.
  • Conectar con la necesidad primordial de expresar en ese momento aquello que te falta expresar.
  • Vivir las características propias del elemento diagnosticado por el facilitador experimentando las consecuencias internas y externas que tiene la expresión del mismo en ti y en tu vida.
  • Tener un movimiento más armónico e integrado.
  • Sentirte más completo, más consciente y más dueñ@ de tu vida.
  • Nos reunimos el viernes para conocernos, explicar cómo se va a desarrollar el taller y hacer una pequeña clase de armonización del grupo.
  • La primera parte será el diagnóstico del movimiento de cada participante, es decir, ver qué elemento con su matiz concreto se va a trabajar (por ejemplo: no es lo mismo el agua de un riachuelo que el agua de un lago…)
  • La segunda parte del taller es el desarrollo individual de ese elemento a trabajar en cada participante con apoyo y vivencia del grupo.
  • Integración y celebración de lo que se ha incorporado al movimiento propio.
  • Despedida y cierre.
proyecto los 4 elementos

Otras clases semanales en Las Rozas