Clases de TAI CHI en Las Rozas

Clases de TAI CHI en Las Rozas

ACTIVIDADES GRUPALES

TAI CHI

Disciplina con amplios beneficios terapéuticos y de gran aporte a la salud

La Organización Mundial de la Salud reconoció al tai chi chuan como una disciplina con amplios beneficios terapéuticos y de gran aporte a la salud. El alto reconocimiento ha llevado a que su práctica sea investigada en diversas clínicas, hospitales y universidades del mundo.

El encadenamiento suave de los movimientos hacen de esta actividad una meditación en movimiento, que integra cuerpo y mente practicando una  actividad milenaria, y donde se puede trabajar con armas o sin éstas.

En una sesión completa,  además de las secuencias de movimientos,  se concluye la sesión con una relajación guiada.

El Tai Chi bien practicado ayuda a mejorar la respiración, da calidad a los movimientos articulares, optimiza la flexibilización muscular, mejora la coordinación y la movilidad en sentido de unidad y estimula a la buena administración de la energía corporal.

Desde el campo científico se ha comprobado que una práctica correcta de la disciplina permite la activación del circuito parasimpático del sistema nervioso central con lo que se logra la estimulación de la producción de sustancias neuroquímicas que pueden inducir al sistema endocrino a segregar hormonas que aumenten la vitalidad y la inmunidad.

En el campo de la psiconeuroinmunología se demostró además que el trabajo de concentración, relajación y tranquilidad mental que se busca a través de la práctica del tai chi logra una mejor comunicación, comprensión y vínculo entre cerebro y cuerpo, lo que permitiría combatir enfermedades o distintos desórdenes en el área de la salud y la vitalidad.

José Rodríguez

Reconozco el Tao como la piedra angular donde se asienta mi trabajo y mi forma y filosofía de vida. Tanto por su inmensa sabiduría y su abierta y flexible filosofía, como por la amplitud de sus técnicas que abarcan desde el trabajo corporal, energético, terapéutico, al plano mental y espiritual.

Esta evolución personal con un pie en Oriente y las filosofías antiguas y otro en occidente o un lado en lo tradicional y otro en lo contemporáneo, me hace comprender “a nivel personal” mejor todo, adaptarlo a mí mismo y poder transmitirlo a mis alumnos. Necesitamos un tamiz un filtro que se adapte a nuestra cultura y al instante presente de nuestra historia contemporánea. Esa es mi intención tanto cuando escribo como al impartir mis clases o cursos.

Como en todas las facetas de mi vida, sigo investigando y descubriendo cada día con la mirada de un niño. Siempre con ilusión, curioso por aprender. Un niño que sigue día a día en busca de la belleza y con pasión de seguir evolucionando y creciendo.

Doy gracias por tener la suerte de compartir mi experiencia, a mis alumnos y a quien decide leer un libro mío. Doy gracias por poder aportar algo, por pequeño que sea. Doy gracias a los alumnos que han pasado y a los que están, por todo lo que he aprendido y crecido a su lado, por su escucha y comprensión.

Otras clases semanales en Las Rozas