Descubriendo la Biodanza

Descubriendo la Biodanza

La Biodanza es un método de autoconocimiento que está basado en el movimiento, donde se produce una interacción constante con el otro, ya que se hace siempre en grupo. En esa interacción es donde realmente puedes empezar a descubrirte.

El cerebro, la mente y el cuerpo son una sola unidad impensables separadamente. La mente está en cada célula del cuerpo. Por eso la Biodanza es vivencial y tan potente, porque cada vivencia llega a cada célula corporal creando una oportunidad para el cambio interno y la integración de las memorias celulares (inconsciente vital llamado en Biodanza).

La música es el gran aliado en Biodanza, de gran potencia deflagradora, que sirve de mediación entre la emoción y el movimiento corporal. Cada pieza musical esta elegida para cada ejercicio o propuesta de movimiento. Existen más de 500 ejercicios en el sistema de Biodanza otra mirada promovido por el facilitador de facilitadores Vítor Lemelle, discípulo directo de Rolando Toro, el creador de la Biodanza como sistema.

La gran riqueza y aportación a la humanidad que Rolando nos ofreció con este sistema, es que, basada en certezas científicas y en un principio llamado biocentrismo, es capaz de aunar todo un potencial de movimiento humano, de emociones provocadas por la experiencia danza-musical-voz, para que la persona logre una integración mayor de sí mismo. Este es el objetivo de la Biodanza, la integración humana, la unión de todas las partes que están separadas en uno mismo, la unión con el otro y la unión con la totalidad.

El potencial genético se encuentra en el adn de cada persona y es expresado durante la realización de las clases desarrollándose en cinco líneas de vivencia (vitalidad, afectividad, creatividad, sexualidad y trascendencia), donde la experiencia que cada uno vive en función de sus condicionantes ofrece la oportunidad de traer a la conciencia cada vivencia para ser integrada en uno mismo, ser asimilada y avanzar evolutivamente. En ese proceso integrativo interviene el inconsciente personal (memoria del individuo), el inconsciente colectivo (memoria de la especie) y el inconsciente vital (memoria cósmica).

La Biodanza es una de las pocas técnicas que trabaja con la salud del ser humano, nunca con la enfermedad. Por ejemplo, si una persona tiene poca autoestima, la Biodanza trabaja con ese poquito de autoestima, haciendo que tenga una pauta para emprender un trabajo interior más profundo e individual.

Durante la clase suele haber una transición de distintos estados de conciencia, que van desde una conciencia ampliada (plena conciencia de si, de tu identidad) hasta el otro extremo, que es la regresión (donde se produce una fusión con la totalidad y se vuelve a un punto de partida original, un renacimiento interno). Entre ambos existen infinidad de estados de conciencia que dan lugar a cada experiencia humana. Todo esto es posible gracias a que cada ejercicio está encadenado de forma que su combinación (creando una curva acampanada) va llevando a la persona a un estado de conciencia donde se permite profundizar en la experiencia a través de la vivencia, según el trabajo realizado en cada clase.

La caricia, la mirada, el abrazo…todos ellos son instrumentos fundamentales de Biodanza. La caricia por ejemplo, induce cambios funcionales a nivel orgánico y a nivel existencia, despierta la fuente del deseo y expresa la identidad y el valor personal.

El grupo es esencial porque induce nuevas formas de comunicación y de vínculo afectivo. El grupo es la matriz de renacimiento en el que cada participante encuentra continente afectivo y permiso para el cambio.. La evolución solitaria no existe. La presencia del semejante modifica el funcionamiento de las personas en todos sus niveles orgánicos y existenciales.

El sistema otra mirada de Vitor Lemelle insiste en el trabajo de las categorías de movimiento como base, ya que ellas nos proporcionan la puerta de entrada a una mayor libertad y capacidad de crear movimientos basados en la expresión del ser. Una categoría de movimiento es una propiedad básica de la condición humana que manifiesta la conexión entre el movimiento físico corporal y la expresión existencial de la persona. Es decir, cada categoría aporta una cualidad al movimiento que en la vida cotidiana resuena con una enseñanza, por ejemplo, la fluidez, que es un movimiento que nunca para, continuo, ondulante, tiene que ver con el desapego en la vida, asi que mejorando la fluidez desarrollaremos la capacidad de ir por la vida soltando y no agarrándonos a situaciones, personas, pensamientos etc…Así con todas ellas (son 15).

¿Quieres saber si es para ti ahora en este momento de tu vida?

Si…
Estás en un momento en el que quieres conocerte, haciendo un trabajo continuado, divertido y profundo, deseas estar en paz y buscas cómo, disfrutar de la vida, de tí mism@, de las relaciones que mantienes con el mundo…si te gusta el movimiento y la música…si quieres integrar la manera de moverte en tu existencia…si estás dispuest@ a entrar en lugares de tí mism@ que no sabes cómo te van a hacer responder, pero intuyes que va a ser muy bueno para tí porque indican liberación, creación, nuevas actitudes, sonrisas, darte cuenta, cambio, libertad…si deseas conectar con tu sensibilidad, con la alegría de tu presencia, hacerte más consciente de sentir y ser testigo de cómo los demás también sienten y se abren…estar dispuest@ a abrirte a lo que venga, a abrir tus brazos y recibir del mundo, florecer a tí mism@, a la vida que se manifiesta a través de tí…

Si quieres sentir que perteneces al grupo de los seres humanos, sentirte incluído…si quieres seguir amando y ser amad@, no desde una idea de lo que es esto, sino desde lo que tu corazón está dispuesto a dar de sí mism@ en cada momento…

Si sientes que estás en este momento, ya estás preparad@ para andar este camino, danzando tu vida, y llevar a lo cotidiano esta gran transformación, profunda y silenciosa, no sin ser plena y gozosa…¡Todo un año de aventuras y descubrimientos!
Con respeto y mucho amor…el corazón se va abriendo como una flor al SER…descubriendo tu potencial…lo que está dentro de tí y siempre estuvo…solo tenías que ponerle atención y recordarlo…

¡Anímate y vente con nosotros, serás muy bien recibid@!