Sobre la Terapia Regresiva

Sobre la Terapia Regresiva

Terapia regresiva es el nombre de la técnica para enfrentar y solucionar las enfermedades psicosomáticas, los traumas de la niñez, las fobias, los síndromes de pánico, la depresión y otros males del espíritu. No es un estado de inconsciencia o de alucinación donde el paciente pierde el contacto con el mundo real circundante, sino más bien un estado de Hiperconciencia o conciencia expandida donde la mente se abre y se focaliza y en un estado de cómoda relajación puede evocar recuerdos, multiplicar potenciales, etc. El paciente regredido está consciente todo el tiempo y puede hablar y recordar luego íntegramente la sesión. Permite allanar el camino disminuyendo el sufrimiento y aliviando las tensiones, la angustia y el estrés sin drogas. Por eso un paciente en regresión es una persona atravesando un estado de relajación, despreocupado de todo, concentrando sus recursos mentales en un proceso de introspección en un punto focal que le propone el terapeuta. Y así como una lupa puede hacer arder un papel concentrando en un punto los rayos solares, la mente en estado de regresión hipnótica alcanza resultados tangibles y beneficiosos.

Por otra parte el objetivo no es «terapéutico» en el sentido psicológico del término, sino de reparación espiritual, dado que en ese proceso de mirada hacia dentro lo que se busca es hallar las raíces profundas donde nuestra alma quedó afectada, para poder asistirlo y repararlo.

La Terapia regresiva utiliza un estado de relajación de trance al dormir (justo antes de quedar dormido) que permite al paciente conectar mejor con sus emociones y liberar temas reprimidos en el inconsciente que son los causantes de sus problemas ahora.

El diálogo terapéutico consigue acceder a las experiencias internas de la persona y favorece que acepte y comprenda la relación con la problemática actual, liberando la emoción que impregna esa experiencia para producir el cambio en los modelos mentales, lo cual es reforzado en cada sesión de terapia.

El conjunto de sesiones en Terapia Regresiva supone a la persona tomar una actitud de colaboración durante el total de sesiones, y como detalle importante, aceptando que el Terapeuta no realizará juicios ni interpretaciones en ningún caso de los contenidos y de las emociones que aparezcan durante la terapia. Esto supone que es la propia persona que descubre paso a paso, sesión a sesión, los procesos personales que le limitan e impiden avanzar, así como los recursos internos que precisa para cambiar los temas que desea en su vida. Las regresiones tienen como objetivo que la persona supere problemas, que ahora se presentan como problemas físicos o psicológicos y que permanecen casi olvidados en la etapa de la adolescencia, niñez etc.

Veamos el significado de algunos términos:

  • Regresión a la niñez

La memoria nos entrega siempre un trozo de información fría, a la manera de un titular de periódico, como una manera de defendernos contra la invasión de los recuerdos dolorosos. El paciente en regresión en cambio puede revivificar esos recuerdos y revivir las emociones originales, realizando de esa manera un virtual viaje en el tiempo que nos permite encontrar y reparar situaciones dolorosas de la niñez.

  • Terapia de Vidas Pasadas o T.V.P.

La TVP o Terapia de Vidas Pasadas es el trabajo del alma, por el alma y para el alma. Somos seres espirituales viviendo experiencias como humanos. Estando la persona en estado expandido de conciencia, se produce un encuentro con su alma. La regresión, es un trabajo que el alma decide realizar y para ello necesita un síntoma o una emoción como puerta de entrada. Es posible obtener información semejante de vidas pasadas, con resultados muchas veces espectaculares: cura de fobias y dolores en una sola sesión, etc. Para quienes creen en la reencarnación se trata de verdaderos recuerdos de vidas anteriores. Para los escépticos se trataría de formaciones simbólicas del inconsciente, a la manera de los sueños.

Al traer a nuestra conciencia actual la experiencia original donde se produjo la fijación del trauma en forma de creencias, conductas y mandatos, haciéndola consciente y presente, la emoción sale de nuestro cuerpo. Se experimentan las sensaciones físicas de esos momentos, ya que es, a través del cuerpo físico, donde el alma drena, purifica, limpia y libera energías atrapadas.

¿Qué sucede cuando solamente se desea investigar en vidas anteriores?

Un caso muy común es el de las personas que se acercan no con fines terapéuticos, sino con la sana curiosidad de saber algo más sobre sí mismos. En tal circunstancia, la regresión se efectúa tratando no sólo de agregar la información buscada, sino también de obtener el beneficio adicional de eliminar algún síntoma o alguna dolencia vinculados a los recuerdos recuperados. De manera tal que el consultante no sólo obtenga la información sobre sí mismo que buscaba, sino que también la misma se integre de tal manera que su calidad de vida pueda mejorar.

¿Este tipo de terapia es aplicable a todo tipo de problema espiritual?

Prácticamente SI. Si solo trabajáramos con las vidas pasadas, la respuesta debería ser «NO» porque no toda nuestra problemática tiene ese origen. Pero como más de la mitad de las veces, las regresiones son a la niñez, y allí se pueden efectuar reparaciones, la respuesta que nos da la experiencia, es que casi siempre se obtienen resultados favorables.

¿Todos los pacientes alcanzan recuerdos de vidas anteriores?

La respuesta es NO. El Yo Interior del paciente es quien decide a qué vida anterior lo lleva, para hacerle recordar qué cosa. Y también puede entonces decidir llevarlo a la niñez de esta vida o al nacimiento, o puede decidir no llevarlo a ninguna parte.Y cuando la regresión es a la niñez o nacimiento de la actual encarnación, lo que se hace es un trabajo de reparación hipnótica emocionante y eficaz.

Principales utilidades de las Regresiones

Insomnio, depresión ansiedad, abusos en la infancia, disfunciones sexuales, adicciones varias, estrés, complejos, perdidas afectivas, problemas de relaciones sociales, problemas digestivos…etc.

Con el auxilio de la regresión hipnótica es posible vencer el miedo paralizante que hace que algunas personas no puedan afrontar un examen, haciendo que muchas de ellas abandonen con frustración estudios y carreras, perjudicando sus posibilidades para la vida.

Episodios de terrores nocturnos, de insomnio y de pesadillas reiteradas encuentran rápido alivio mientras el desarrollo del tratamiento permite encontrar las causas y la cura.

Multitud de problemas relativos al sexo, como temores, frigidez, anorgasmia, impotencia psicológica y secuelas de abusos y violaciones encuentran en un tratamiento psicológico que incluya regresiones, un lugar donde la comprensión indispensable que también brindan otras terapias, es acompañada por modificaciones en las conductas y por cambios interiores muy profundos que apuntan sobre todo a mejorar la calidad de vida del paciente.

Las fobias, y los tan temidos ataques de pánico; las enfermedades psicosomáticas como el asma, y aquellas vinculadas con la alimentación como la anorexia, la bulimia, las compulsiones y la obesidad, encuentran en los tratamientos psicoterapéuticos con regresiones hipnóticas el lugar adecuado para el alivio en tiempos breves, junto con la profunda remoción de sus causas en períodos no demasiado prolongados.

También son muy adecuadas las regresiones como tratamiento emocional que sirve de complemento en cualquier enfermedad como las enfermedades neurológicas, cáncer etc.

Con la ayuda de las Regresiones, la persona consciente del problema que tiene desde hace años, soluciona en poco tiempo, los traumas del pasado, pues se trata de una terapia completa, que se aplica de forma progresiva, que además ayuda a profundizar en el conocimiento de la persona de si misma.

¿Porque son terapéuticas las Regresiones?

Son metáforas de los problemas actuales y supone de manera inconsciente enfrentar y solucionar, en tanto muchas veces no es posible por otros caminos. Los problemas convenientemente tratados a partir de consignas terapéuticas absolutamente claras, suponen un antes y un después para los pacientes. Aunque la persona piense que la reencarnación no existe, la posibilidad de recordar vidas pasadas sea nula, lo que está indudablemente comprobado y demostrado que funciona la Terapia Regresiva.

¿Cómo es una regresión?

El paciente se relaja de manera muy efectiva, permaneciendo siempre despierto y consciente. El material psicológico o espiritual que aflora usualmente en esa sesión le permite casi siempre entender, modificar o sanar problemas o situaciones en las que estaba atorado desde muchísimo tiempo atrás. Una alternativa interesante es realizarla en dos pasos: Una primera sesión de una hora de duración donde el paciente expone su caso y se establece el rapport con el terapeuta y una sesión posterior de dos horas donde se efectúa la regresión propiamente dicha. Eso le permite además al paciente tomar la decisión de hacer o no la regresión después de haber conocido y conversado con el terapeuta.

Herramientas regresivas:

Recuperación del niño interior (sanación del niño interior)

Recuperación del instante de la concepción (recuerdo del nacimiento consciente y de los pactos de almas)

Regresión a la vida fetal (reconstrucción y sanación de las memorias de nuestro nacimiento)

Regresión a vidas pasadas (búsqueda del trauma original para sanar dolencias o conflictos presentes)

Renacimiento físico (nacimiento consciente a la vida)

Proyección a la conciencia interior del cuerpo (sanación y reconstrucción interior en estado profundo de relajación)

Progresiones (reprogramación mental según lo que el alma está preparado para desarrollar aquí y ahora, en estado de profunda relajación)

Recuperación del programa de vida (misión de vida)

¿Cómo es un Tratamiento?

Existen básicamente dos formas de encarar un tratamiento:

  1. Después de una primera regresión (a la niñez o a una vida anterior) se realizan una o dos sesiones semanales de una hora de duración para analizar y consolidar los resultados alcanzados y a su término se acuerda con el paciente si es necesario prolongar el tratamiento con nuevas regresiones. Generalmente los acuerdos se realizan sobre períodos breves a fin de poder ir evaluando los resultados obtenidos.
  2. Es el caso específico de aquellos pacientes que llegan a Madrid desde otras ciudades que por esa circunstancia hacen un tratamiento más intensivo con dos o más regresiones en días sucesivos. El contacto con ellos continúa luego a través del teléfono o el mail.

¿Cómo es un tratamiento en el extrangero?

Es semejante al del segundo punto anterior, donde en realidad no podemos hablar técnicamente de «Tratamiento». Lo que hago allí en realidad son REGRESIONES TERAPÉUTICAS, que cierran en sí mismas. Estas regresiones son un hito en la vida de los pacientes: han dado un giro importante a sus historias de vida. Muchos pacientes eligen tener nuevas regresiones en ocasión de visitas futuras para tratar nuevos aspectos. Algunos continúan con sus terapias habituales, pero con un nuevo marco de comprensión a sus problemas.

Dejar una respuesta