Sobre la Terapia Transpersonal Reconectiva (TTR)

Sobre la Terapia Transpersonal Reconectiva (TTR)

ENFOQUE TERAPÉUTICO DE LA TTR

Antes de profundizar en la explicación quiero dejar claro que la evolución del conflicto hacia estados de salud depende principalmente de la motivación de la persona que hace terapia. Estas fases que voy a describir no son temporales ni constantes, se alternan durante todo el proceso de tratamiento y siguen un ritmo caprichoso a modo de “saltos cuánticos”…de manera que a veces da la sensación de volver atrás y otras sin embargo son de una claridad y comprensión completamente espontánea y exponencial…

1ª aspectos de la terapia

Es indispensable llevar la mirada hacia dentro. Revisar nuestras propias tendencias negativas,  obstáculos o boicot que nos impiden llevar una vida serena y agradable que nos posibilite seguir avanzando en el despliegue de nuestras potencialidades.

Este primer aspecto de la terapia no solo lleva al paciente al DARSE CUENTA de una realidad mayor, observando el bagaje de su historia, los patrones que venimos arrastrando inconscientemente desde el pasado, los mecanismos de defensa más utilizados,  la aceptación de  nuestras sombras más dañinas,  sino que,  por fin! aprendemos a hacemos responsables de nosotros mismos, dejando ya de proyectar nuestros problemas en el otro (al gobierno, a la crisis, a mi pareja o a mis hijos, etc )

Una vez que el paciente asume su propio Poder y se hace responsable de ser coherente, en su sentir, actuar y pensar,  es cuando ya se ha desarrollado la Conciencia Testigo. Los problemas se relativizan, comenzándolos con una mirada más global e imparcial, llena de oportunidades. De esta manera,  el ser humano puede liberarse de las ataduras que le impiden la felicidad (neurosis, depresiones, fobias, obsesiones, malestar, incomodidad, vergüenza, miedo, represión)  comenzando a transitar su vida, realizando el verdadero camino de crecimiento y desarrollo personal.

2º aspecto de la terapia

Una vez que uno es consciente de sus mecanismos, cómo funcionan y cuándo se cuelan en la vida cotidiana, el segundo aspecto de la terapia se enfoca en poder centrarse en la IDENTIDAD ESENCIAL del SER.

Lo vanguardista de esta terapia es que constituye una Cosmovisión, donde todo está ligado.  Permitiendo el acceso a una dimensión interior todavía inexplorada, la de lo SAGRADO.

La Psicología Transpersonal es acompañada por los grandes avances científicos del último siglo (teoría de la relatividad de Einstein, principio de incertidumbre de Heinsenberg, teoría de sistemas, teoría de las cuerdas, teoría cuántica de Marx Planck, etc) de manera que se articula según un nuevo paradigma científico, que en oposición al antiguo, tiene una nueva visión del cosmos, de la espiritualidad y del TODO.

Existe una unidad subyacente entre el hombre y el universo, siendo la CONSCIENCIA el fundamento de la Psicología Transpersonal.

A mayor nivel de consciencia mayor libertad, mayor capacidad para manifestar el amor y mayor paz. Podemos elegir cada instante de nuestra vida estar en la plenitud de ser.

Ambos aspectos van de la mano y se trabajan unidos, pues mientras liberarnos, asentamos y nos enraizamos en lo que somos.

Práctica e integración en la vida cotidiana

La Terapia Transpersonal Reconectiva  implica práctica, para poder integrar en nuestra vida cotidiana los distintos estados de Consciencia y así despertar a las cualidades humanas superiores, que se hallan íntimamente relacionadas con la esencia espiritual. Como la Comprensión, el Amor, la Tolerancia, la Compasión, la Verdad, la Creatividad, el Humor etc…

La vacuidad y el silencio, también son vías de acceso directo a nuestro Supra-Consciente, como lo vienen practicando desde antaño las tradiciones místicas, el zen, el sufismo, etc. Por lo tanto, se hace hincapié en vaciar la mente de pensamientos mecánicos y contenidos basura, para posibilitar la entrada en nuevas dimensiones  de Conciencia.

Estas prácticas permiten desarrollar la Consciencia Testigo que mediante la Atención Plena hace posible des-identificarnos de nuestras sub-personalidades inconscientes e integrar los condicionamientos engendrados en la infancia armonizando nuestro presente y viviendo el instante de vida.

En muchas ocasiones, las crisis más duras y profundas nos conducen  a replantearnos todo, dando lugar un segundo nacimiento o despertar. Por eso, la Psicología Transpersonal reconoce la crisis o la muerte, como una oportunidad de crecimiento y evolución.

La Terapia Transpersonal Reconectiva  te invita a AMARTE, cuidando tu cuerpo (que es el templo de tu alma), construyéndote una mente sana que apoye tu proceso y manejando tus emociones siendo auténtico.

Dejar una respuesta