Plantas: la Violeta y la claridad mental, la conexión y la sabiduría

 

LA VIOLETA-LO FEMENINO-LA MIRADA HACIA DENTRO-EL AMOR PROPIO QUE SE MANIFIESTA- LA ALEGRÍA INTERIOR-EL TRANSMUTADOR DE OSCURIDAD EN LUZ-LA SABIA  ENSEÑANZA DE LA UNIÓN DE PAREJA-EL PODER DE LA SUTILEZA

La violeta, esa pequeña y sutil flor que aparece a finales del invierno, después del período de interiorización al que nos invita esta fase de la naturaleza. Esperando su aparición desde el año pasado, por fin la he podido ver en el bosque, y su color resaltaba de los tonos marrones terrestres, entre hojas y tierra,…en muchos y variados lugares, sola o acompañada por más compañeras, asomando su belleza violeta por un corto espacio de tiempo. Le gusta la humedad y la tierra fresca, aunque puede brotar incluso junto a los desechos de las vacas. Aparece en los flancos de los caminos de tierra entre sombra y luz…

Hoy me deleitó una de ellas con su aroma, es como el de los caramelos, sutil y profundo, levanta el ánimo y la alegría porque lo hace brotar de dentro, del goce extático cuando sales de la cueva habiendo conectado con una luz y la eterna vida del espiritu. Invita a interiorizarte y después ofrecer tus atributos.

Es femenina, sutil, aromática, bella (como las orquídeas), se asemeja a una mariposa, resultado de una transformación interior, ya que su color es transmutador, como el del rayo de Sant Germaint, el rayo violeta que transmuta la oscuridad en luz, lo feo en belleza, lo inútil en abundante…

Es el amor que brota desde dentro, de la mirada interior. No existe amor verdadero sin antes haber mirado hacia dentro. Nada puede ser amor si no nace del amor.

Paseando me venía la palabra COMPLACER, y pensaba en una reciente conversación con mi pareja. Con esa inspiración he comprendido a un nivel profundo la dinámica entre lo masculino y lo femenino, entre el hombre y la mujer de una pareja. La violeta me ha revelado que cuando el hombre complace a una mujer, la mujer le devuelve con creces, por triplicado ese placer…Pero detallemos, no hay que confundir las cosas, ya que se tiende a encontrar fáciles respuestas actuando hacia fuera de nosotros. Nunca el amor verdadero puede ser o nacer de un mendigo, siempre se mostrará como un emperador, porque el mendigo pide desde la carencia, y el emperador ofrece toda la abundancia de la cual la existencia nos provee. 

Me explico, cuando el complacer nace del amor que uno siente por el otro, del deseo de que esa persona a la que amas esté bien, de darle todo aquello que la hace brillar y expandirse, el apoyo que necesita, el sostén ante situaciones difíciles de la vida…cuando ese amor que nace hacia nuestr@ amad@ sale del placer que sentimos cuando l@ vemos feliz y esta basado en un respeto y una admiración resultado del amor que vivo en mi, entonces se mueve una energía exponencial donde juntos esos dos compañeros de vida alcanzan estados de éxtasis. Aunque fisicamente estén separados, la unión que se crea va más allá de las barreras del físico o de la materia, porque nace de la esencia del espíritu que todo lo contiene. El placer compartido se multiplica, aunque no lo haga para obtener nada de ell@, sino por puro placer de darl@ y verl@ plen@. Ver como ell@ se siente segur@ y se activa el fuego de su corazón que calienta y arrulla…Ella es feliz y él recibe esa felicidad que ella disfruta con tanto gozo. El vive la vida a través de ella y ella es recogida por la presencia de él. Amor y Presencia, dos amigos inseparables que se retroalimentan juntos y se unifican en el UNO.

Una relación, un hombre y una mujer, una mujer y otra mujer, un hombre y otro hombre, de cualquier edad y condición, se unen para viajar y crear juntos algo que supera sus individualidades. El Yin y el Yang, lo masculino y lo femenino dentro de un@ mism@, el amor y la presencia que nace de ambos aspectos de la naturaleza…en unión, en fusión, integrados…

La violeta me ha inspirado porque me ha hecho ver que lo femenino habla desde la sutileza, se muestra desde la sencillez y naturalidad y viene de un viaje interior hacia la vida que en breves instantes perece….y duerme hasta el próximo año, su próximo amanecer…